• APPU Nacional

APPU denuncia ilegalidad en contrato de Presidente de la UPR

La Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios de la Universidad de Puerto Rico denunció en el día de hoy que el contrato otorgado al presidente Haddock y ratificado por la Junta de Gobierno de la institución universitaria carece de legalidad. La Junta de Gobierno determinó darle curso al contrato de Jorge Haddock como presidente de la Universidad de Puerto Rico. El contrato establece una remuneración de $240,000 al año, reembolso de gastos de viaje para su relocalización por hasta $5,000. También incluye la participación en los beneficios marginales como retiro y plan médico de la Universidad de Puerto Rico. Como punto neurálgico, el contrato con el Dr. Haddock le concede una plaza con rango de catedrádico a concedérsele en caso de cumplir con dos años de trabajo satisfactorio como presidente del centro docente.


“El contrato del Dr. Haddock contiene unas partes que son, en palabras de abogados y abogadas, ultra vires. El proceso de concesión de plazas y rangos en la Universidad de Puerto Rico está reglamentado. El Reglamento General de la UPR establece que les corresponde a los recintos a través de sus procesos de régimen de personal contratar personal docente y conceder rangos. La Junta de Gobierno violenta el reglamento que tiene el deber ministerial de defender. Ni el Reglamento General de la UPR ni la Ley Universitaria autorizan a la junta a conceder plazas o rangos académicos” señaló Angel Rodríguez Rivera, presidente de la APPU.


La Universidad de Puerto Rico tiene, como parte de su ordenamiento legal y reglamentario, unos comités de personal compuestos por pares que tienen la tarea de evaluar los expedientes académicos y recomendar plazas y ascensos en rangos. “Concederle una plaza al Dr. Haddcok sin pasar por los procesos que todos/as los/as docentes de la Universidad de Puerto Rico tenemos que pasar es una afrenta a la democracia universitaria. Más importante aún, es una falta de respeto a todos/as los universitarios/as que día a día pasamos vicisitudes en esta institución” añadió Rodríguez.

La Universidad de Puerto Rico lleva años congelando plazas docentes. En los últimos diez años se han perdido más de $500 millones en aportación del gobierno de Puerto Rico a la UPR. “La situación de la universidad ha llevado a la precariedad a cientos de compañeros/as que están obligados/as a mantenerse como docentes sin plaza, tanto a tiempo parcial como a tiempo completo. Esta plantilla de docentes sin plaza llega a la UPR con preparación académica en las mejores universidades del mundo, publicaciones en revistas profesionales de alto prestigio y los mejores deseos de aportar al desarrollo de la UPR y de Puerto Rico. Aún así se les mantienen en condiciones de pobreza y precariedad. Se les plantea que no hay plazas, que hay crisis, que no hacen falta. Dentro de ese contexto, se le concede una plaza con rango de catedrático al Dr. Haddock sin estudio de necesidades ni procesos de evaluación por pares. Es un irrespeto y una falta de sensibilidad con esas personas que le dan vida académica a la universidad. Desde la APPU hacemos un llamado a la Junta de Gobierno para que recapaciten y rescindan las partes de ese contrato que violan la ley. La comunidad universitaria no se merece menos” terminó diciendo Rodríguez.

442 views0 comments