• APPU Nacional

Fin de semestre, fin de contrato:La historia que se repite para la Docencia Sin Plaza

Al finalizar este año académico muchos/as de nuestras/as compañeros/as quedan nuevamente en la difícil situación de no saber cuál es su futuro laboral. Se termina el año y con éste también termina su contrato como docente en la UPR. Son meses de incertidumbre. Es tiempo de no saber si las cuentas se podrán pagar. Al terminar el periodo lectivo, entregar notas y discutir con sus estudiantes por última vez, queda solo el proceso de pensar qué pasará en agosto. La duda, miedo e incertidumbre son la orden del día. Los nuevos recortes que se aprobaron, por instrucciones de la Junta de Control Fiscal, por la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico hacen de esta situación una aún más precaria. Noventa y cuatro millones de dólares menos para los recintos implica la reducción de secciones, servicios y, por consiguiente, la reducción de la cantidad de profesores adjuntos en cualquiera de las unidades de la UPR. Los recortes podrían tener como resultado la disminución de 50% de los contratos de docentes en muchas de las unidades del sistema. Como con recortes previos la soga corta por lo más fino. La docencia sin la sigue siendo tratada con desdén e irrespeto por la gerencia universitaria. Ante esta situación la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios, exige a la administración universitaria que defienda a la UPR. El argumento continuo de la manejabilidad de los recortes no tiene sentido. Continuar diciendo que se está haciéndolo que se puede con los recursos que hay solo abona al desmantelamiento de la institución. La administración de la UPR, desde la Junta de Gobierno hasta la Presidencia y rectorías se siguen conformando con la administración de la crisis y reclamando hacer buen trabajo por la UPR. Mientras tanto, cientos de compañeros y compañeras de la docencia desplazada en la institución incrementan su precariedad. Exigimos a los señores administradores de la Universidad de Puerto Rico que cumplan con su deber ministerial. Que le dejen saber al mundo que la institución no puede seguir operando de esa manera. La docencia desplazada se merece más que lo que están haciendo. El miércoles 30 de junio la APPU convoca a toda la docencia de la UPR, en especial a la docencia sin plaza, a que lleguemos a la administración central de la UPR y exijamos mejores condiciones de trabajo para los/as docentes sin plaza. La situación es insostenible y no podemos mantenernos silentes. Llegaremos a la oficina del Presidente Haddock a exigir atención a las condiciones de trabajo de la docencia desplazada en la Universidad de Puerto Rico.




24 views0 comments